O CASI DE NOCHE

Nuevo proceso de investigación con Luz Prado.

O casi de noche es un dispositivo colectivo para revelar un lugar. Para ello estamos desarrollando una práctica en diferentes espacios abiertos en la que trabajamos con el sonido y el movimiento como materialidades que se alternan en distintos periodos temporales y sensoriales.

Esta práctica perceptiva se fundamenta en un suceso en el que no nos diferenciamos del lugar. O todo lo contrario, nos hace visitantes en cualquier lugar. Entendemos el lugar como todo aquello que nos comprende. Dejándonos atravesar por la vibración de los puntos cardinales, por lo que vemos y por lo que no vemos hasta que se haga de noche. Atendiendo a una corriente continua, habitamos un cuerpo único desde el mover, desde el sonar, desde la presencia presente. Para que el dispositivo colectivo suceda todo en nosotras escucha.

Conceptos que nos atraviesan:

Interrumpir el sentido del mundo

Un solo cuerpo performado por movimiento y sonido como materias perciben el lugar. El lugar es todo lo que sucede entre el espacio, quien lo mira y quien lo activa. A través de una escucha perceptiva sostenida se produce una fisura temporal que interrumpe el sentido del mundo tal y como lo habitamos normalmente. Como apunta Marina Garcés: “A diferencia de la crítica que necesita distanciarse, la implicación es el vacío de sentido que se abre cuando hacemos experiencia de nuestra proximidad con el mundo y con los demás. Es esa proximidad la que nos distancia y despega del sentido del mundo”.

Proximidad o fuerza del anonimato

Garcés continúa la cita diciendo: (…) “ Descubrirse implicado es dar paso a la fuerza del anonimato. En esta experiencia impensada de proximidad con el mundo y con los demás, se abre un vacío y a la vez se produce un encuentro. Somos desalojados de nuestra vida gestionada de nuestro yo marca, y nos descubrimos entre las cosas y entre los otros, hechos de la misma materia que el mundo.” 

Investigamos para / con / desde el lugar desplazando o descentralizando las atenciones de lo individual hacia un nosotros común que deviene materia o espacio. Encontrarnos en éste entre las cosas o “fuerza del anonimato” un nosotros lugar.

Todo se agrieta 

“ Es verdad que está todo muy podrido pero es verdad y no es verdad, es verdad que la capa del mundo es la capa de lo que tomamos como realidad pero sólo en el momento en que dejemos de dar realidad a esa pesadilla, en ese momento todo se agrieta y esto es posible aquí y allá en todas partes. 

En todas partes está latiendo un corazón. Lo sagrado solo es lo que se nos escapa continuamente” Toni Serra/Abu Ali 

Activando un solo cuerpo insistimos en revelar algo imposible de agarrar.  Lo que se revela a través de una escucha largamente sostenida por ese cuerpo performado por sonido y movimiento es acción en presente continuo. Esta manera concreta de posicionarnos en la escena considera el lugar lo sagrado y, por lo tanto, una manera de agrietar la capa de lo que tomamos como realidad.